domingo, 25 de mayo de 2008

CAPITULO 14. Escrito por: AINHOA


(* Axel *)

Cristal y Emilio siguen mirando sorprendidos a Axel...
AXEL: Vamos, no se queden parados… ¿de qué trato hablaban ustedes dos?
EMILIO: Este… -Cristal se abraza a Axel.-
CRISTAL: Ya, Axel, no te preocupes… es una tontería en que quedamos tu hermano y yo… y él cumplirá por su bien… -Ella lo dice sonriendo con cara de buena pero mira fijamente a Emilio, que traga saliva, queriendo echar a Cristal de su casa.- Pero mejor… de repente y tú y yo podríamos salir a tomar algo… así, como dos amigos… -Axel la mira con recelo, sabiendo que ella lo engaña en algo pero no sabe en qué.-
AXEL: ¿Salir… nosotros?
CRISTAL: Venga, no seas anticuado, por los viejos tiempos… -Ella lo mira insistente, por lo que al final, Axel acepta.-
AXEL: Bueno, está bien… sólo un ratito.
CRISTAL: ¡Ay, perfecto! ¿Alguna vez te dije que eras un encanto? –Ella lo toma del brazo y ambos salen de la casa de Emilio, quién se queda preocupado por su hermano, pues sabe que Cristal siempre será una mala influencia. Ella por su parte macha pensando que intentará engañas a Axel y acostarse con él como sea, por si acaso no pudiera obligar a Emilio…-

Paola se queda paralizada al ver a Francisco, que la mira aún más sorprendido...
PAOLA: Francisco… ¿qué haces aquí?
FRANCISCO: Eso debería preguntarte yo a ti… ¿por qué tratas así a Silvia, como si fuese tu criada? –Silvia mira angustiada la escena. Paola, muy nerviosa intenta inventar una excusa.-
PAOLA: Este… yo… yo vine a visitar a mi amiga en el lugar donde trabaja, pues los dueños no están en la casa… bueno, casota y… bueno, ella me iba a servir un juguito… pero sí tienes razón… no debí tratarla así… perdona Silvia… yo casi como que mejor los dejo para que hablen… -Ella se acerca a Silvia y con un gesto coloquial le da un beso en la mejilla.- Chao, Francisco, no hace falta que me acompañes, Silvia, conozco el camino.
FRANCISCO: Este, ¡Paola! –Él la llama justo antes de que ella salga.- ¿Te apetecería ir esta noche a “La Farra de Lorenzo”?
PAOLA: ¡Ay! ¿Estará Leandro? –Emocionada.- Digo, claro, me encantará ir, ¿verdad Silvia, verdad que iremos? –Paola mira a Silvia y ella le devuelve la mirada como regañándola por el lío en que se metió.-
SILVIA: Claro… claro que iremos. –Leandro sonríe y se marcha por la puerta trasera, tras quedar en encontrarse en “La Farra” en un ratito.-

Leandro y su hermana Jessica, están en la sala de su lujoso apartamento con Gaby y sus primas Danna y Thaily Celacanto y el novio de ésta Javier. Úrsula, la mucama entra en la sala con unas tacitas de té que reparte entre todos. Ella mira re reojo a Javier, quien la mira sonriendo. Úrsula se sonroja y Thaily, rabiosa, toma de la mano a su novio, ante una apenada Úrsula que tomando la bandeja, se retira pidiendo permiso.
LEANDRO: Y bueno, Danna, Thaily, ¿Cómo está todo? Hacía tiempo que no sabía de ustedes.
THAILY: Ay, sí… desde que mi prima y tú se separaron ay casi no nos vimos… Por ahora conmigo la vida está muy bien, como viste tengo novio… Javier y yo estamos muy enamorados. –Javier sonríe a Thaily dándole un beso en la mejilla, aunque sin saber porque, se acuerda de la mucama de la casa.-
DANNA: Mi hermana tiene razón… hacía tiempo que no conversábamos… pero todo está muy bien, gracias a Dios… -En ese momento suena el celular de Leandro, quien haciendo una disculpa con la mano, se retira hacia el pasillo. Los invitados siguen hablando con Jessica.-


(* Paola *)

Paola entra a salón de su mansión a por sus zapatos, seguida de Silvia...
SILVIA: Señorita Paola, no debiste mentirle… estoy segura que de esa historia no saldrá nada bueno, estoy segura… usted debería decirle la verdad a ese muchacho…
PAOLA: ¡No, Silvia, cómo crees?? Si él supiera que no soy pobre como él… igual no querría verme más… ¡no puedo arriesgarme! –En ese momento llaman al timbre. Silvia anda a abrir y allí está Aleksandra, que pasa tras saludar a Silvia.
ALEKSANDRA: Verdaderamente, tú me tienes olvidada, amiga.
PAOLA: ¡Aleksandra! Ay, no, no digas eso, Alex… tan sólo... tan sólo estuve ocupada, tú sabes…
ALEKSANDRA: Pero si sólo nos vemos en el trabajo… ya ni me llamas.
PAOLA: Este… perdona, amiga, de verdad perdona… No volverá a pasar… tú eres mi mejor amiga… sabes que te quiero mucho y eres muy importante en mi vida… -Aleksandra, más contenta la mira sonriendo.-
ALEKSANDRA: Ya, ya, no sigas, Pao, me vas a hacer llorar… Yo… igual me enojé de más… mejor vayamos a celebrar nuestra amistad… vayamos a bailar.
PAOLA: ¿A bailar? –Paola la mira sorprendida, pues ella quiere ir a ver a Leandro…-

Por su parte, Leandro, en su casa, se acerca al salón con el celular en la mano después que Francisco le dijera que irían a “La Farra” donde estaría Paola...
LEANDRO: Este… ustedes me van a perdonar… pero me surgió algo… un compromiso y voy a tener que salir…
GABY: ¿Salir? ¿Con quién? –Gaby lo pregunta sin poder ocultar sus celos.-
LEANDRO: bueno… es una cena de negocios. Sí, debo contratar unos detalles con una empresa asociada.
GABY: Ah, bueno… perdona la pregunta… que tengas suerte. –Más calmada. Leandro se alegra de que no le haga más preguntas.-
JESSICA: ¿Estás seguro de que esa cena es tan importante? –Ella lo mira intensamente, queriendo mostrarle que sabe que irá con Paola, sin que los invitados se den cuenta.-
LEANDRO: Claro… de vedad, Jessica tengo que ir… mejor y mañana te cuento, me están esperando. –Tras despedirse de los invitados, Leandro sale de su casa, dirigiéndose a “LA Farra de Lorenzo”-


(* Aleksandra, amiga de Paola *)

Continúa la escena en el salón de Paola...
PAOLA: Ay, amiga, esta noche no va a poder ser… estoy muy cansada y mañana a primera hora tengo una cita con un comprador de la empresa… 
ALEKSANDRA: Anda…
PAOLA: Pero mira, lo que podemos hacer es como después no tenemos más trabajo, yo te prometo que te acompaño a un mall para comprar ropa…. Yo sé que a ti eso te encanta.
ALEKSANDRA: ¿En serio? Hacía tiempo que no salías de compras…
PAOLA: Sabes que me parece una tontería gastar dinero porque sí… yo ya tengo demasiada ropa… pero mañana iremos juntas ¿sí?
ALEKSANDRA: ¡Ay, qué bueno! Entonces nos vemos mañana amiga. –Ella se acerca y tras darle un beso a Paola en la mejilla, sale por la puerta.-
PAOLA: ¡Chao! –Aleksandra se va saludando.- ¡Apúrate, Silvia, llegaremos tarde! –La mucama y Paola corren a prepararse y en seguida salen dirigiéndose a “La Farra”.

Continuará…………………………………..

No hay comentarios.: