sábado, 24 de mayo de 2008

CAPITULO 1. Escrito por: Renzo




(* Una mansion en El Doral, de Miami. Foto encontrada en: http://www.masterkeypanama.com/properties/upload/mainthumb_299.jpg *)


En una lujosa mansion del barrio EL DORAL, un sector prestigioso del Nor-Occidente ciudad de Miami, Paola, 22 años, esta hojeando unas revistas de moda, luciendo aburrida, cuando de pronto, viene Silvia, la mucama, 19 años, para decirle que llegó una visita...
SILVIA: Señorita Paola, llegó la señorita Aleksandra a visitarla.
PAOLA: Hazla pasar.
Silvia, la mucama se retira. En ese momento, se acerca Aleksandra y las dos se saludan con un beso en la mejilla...
ALEKSANDRA: ¡Paola! ¡Como has estado!
PAOLA: Estoy bien. Un poco aburrida, no más.
ALEKSANDRA: ¿Qué te parece si vamos de compras? Quiero comprar un vestido finísimo que vi el otro día.
PAOLA: Está bien. Voy a avisarle al chofer para que saque el auto.
Las dos amigas se dirigen rumbo al centro comercial. En el camino, Paola se enternece al ver a la gente pobre...
ALEKSANDRA: ¿Qué miras, Paola?
PAOLA: Miro a esa pobre gente... a pesar de sus limitaciones, creo que ellos son mas felices que nosotros.
ALEKSANDRA: ¿Qué es lo que dices?
PAOLA: Siento que llevan una vida simple, sin complicaciones. No, como nosotras...
ALEKSANDRA: ¿Como se te ocurre decir que viven mejor que nosotros? Nosotras podemos comer lo que queramos, vestirnos con lo que queramos, pasear con lo que queramos... cosas que ellos no pueden hacer.
PAOLA: Pero, son felices de corazón, sin hipocresías ni conveniencias. Yo hubiera preferido ser pobre.
ALEKSANDRA: ¿Y renunciar a todo lo que te ha dado la vida? Ay, amiga, pero que injusta eres. Bueno, no voy a discutir contigo, asi que mejor, cambiemos de conversación.


(* Conjunto de apartamentos en Brickell, foto tomada de: http://www.brickellkeyflorida.com/ *)

Por su parte, Leandro abandona su lujoso Penthouse en BRICKELL, un prestigioso sector cerca al "Downtown" (centro de Miami) y la playa, y toma el Expressway (Via Expresa) rumbo a la fabrica donde trabaja como administrador.

Finalmente, Leandro llega a la fabrica, y se dedica a revisar unas cuentas en su oficina, cuando en ese momento, tocan a la puerta... ¡Toc! ¡Toc! Es Francisco, 25 años, un humilde operario...
FRANCISCO: Don Leandro...
LEANDRO: ¿Como entraste aquí sin llamar? Le dije a mi secretaria que no quiero recibir a nadie. Creo que voy a despedirla.
FRANCISCO: No es su culpa. Disculpe.
LEANDRO: Estoy revisando unos libros importantes de la empresa. ¿A que viniste?
FRANCISCO: Vine a pedirle permiso para salir temprano hoy.
LEANDRO: Si, ¿Y cual es la ocasion?
FRANCISCO: Es la inarguración de la discoteca de mi amigo Lorenzo.
LEANDRO: No lo conozco.
FRANCISCO: Pues, es tu oportunidad de conocerlo. Es un muchacho humilde pero, trabajador, y finalmente, con mucho esfuerzo, pudo conseguir su sueño de inargurar su propia discoteca.
LEANDRO: Es admirable.
FRANCISCO: Entonces, ¿Me da permiso, patroncito?
LEANDRO: ¡Por supuesto que no! ¡Que desvergonzado es usted!
FRANCISCO: ¡Es que se lo prometi!
LEANDRO: Hummm... está bien. Pero, por favor, te pido un favor.
FRANCISCO: ¿Qué favor, patroncito?
LEANDRO: Yo tambien quiero ir.
FRANCISCO: ¿Usted, patroncito? Pero, si es un lugar muy pobre. No es para su posicion social.
LEANDRO: ¡No me importa! ¡Yo quiero ir! Ah, pero, eso esi, no le digas a nadie que soy dueño de una fabrica. Quiero mantener un perfil bajo.
FRANCISCO: Pero, ¿Por qué, patroncito?
LEANDRO: No preguntes nada. Simplemente, no quiero que nadie sepa la verdad. Ademas, me aburren las reuniones de clase social. Tan frias y falsas. Quiero estar con gente que sepa vivir la vida de verdad.
FRANCISCO: Está bien, patroncito.

Al mismo tiempo, después de ir de compras por la ciudad, Paola y chofer dejan a Aleksandra a su casa y finalmente, llegan nuevamente a casa, en donde los recibe la mucama...
SILVIA: Señorita Paola, ¿Me da permiso para salir esta noche? 
PAOLA: ¿Y cual es la ocasión?
SILVIA: Van a inargurar la discoteca del esposo de una prima mia y me han invitado a ir.
PAOLA: ¿Y donde esta la discoteca?
SILVIA: No creo que le interese. Esta en un barrio humilde de la ciudad.
PAOLA: Pues, yo tambien quiero ir.
SILVIA: ¿Usted señorita Paola? Pero, es un sitio muy pobre.
PAOLA: ¡No importa! ¡Yo quiero ir tambien! Quiero ver como se divierte la gente pobre.
SILVIA: Esta bien. Voy a decirle al chofer.
PAOLA: Podemos ir en Taxi.
SILVIA: ¿En Taxi? A sus padres no les gustara que vayamos en Taxi.
PAOLA: ¡Bah! ¡Ellos no se daran cuenta! ¡Estan felices en su viaje a Europa!
SILVIA: Bueno, esta bien. 

Entonces, Paola y la mucama se dirigen a la inarguracion de la discoteca "La Farra de Lorenzo", ubicado en un sector humilde de HIALEAH, sin sospechar que alli estaba Leandro con Francisco... y Paola y Leandro se encuentran en la humilde discoteca y se miran fijamente a los ojos, sin decirse nada. Leandro piensa que Paola es pobre... Paola piensa que Leandro es pobre, tambien.

CONTINUARA...

No hay comentarios.: