sábado, 24 de mayo de 2008

CAPITULO 6. Escrito por: EMILI BALAGUER

(* Leandro *)

Gaby y Paola siguen hablando.
PAOLA: ¿Y esta visita? A que se debe.
GABY: Bueno... he venido a ver a mis tíos.. hace tanto que no los veo... seguro que les alegrá mucho verme... y de pasa verte a ti... pensé que te daría gusto...
PAOLA: Y claro que sí, amiga. Lo que pasa es que creí que no querías volver a esta ciudad... por lo que te ocurrió con ese chico...
Gaby se entristece.
PAOLA: Lo siento... no te quiera entristecer... aunque supongo que si estás aquí es porque ya has olvidado ese mal amor... 
GABY: El primer amor nunca se olvida... Yo a Leandro lo amaré mientras viva...
Paola se queda pensando en el chico que conoció en la discoteca. Sonríe:
PAOLA: que curioso –piensa-- el ex amor de Gaby se llama como Leandro pero, los dos son tan distintos... pertenecen a dos mundos distintos...
Gaby se da cuenta que su amigo se quedó como iba, su sonrisa la delata.
GABY: ¿y a ti que te pasa? No me estás escuchando.
PAOLA: Si claro que sí... me hablas de tu Leandro...
GABY: Lo amo... lo sigo amando como el primer día... He venido para conquistarlo... Quiero que él sepa porque lo dejé...
PAOLA: Eso me parece muy bueno... tiene derecho a saber porque te fuiste...
GABY: Si volvemos te lo presento... ya verás como te cae bien...
Paola se queda pensando en el Leandro que cree pobre.
PAOLA: No será como él... no... mi Leandro si es un hombre de verdad... --piensa.
Gaby mira a su amiga extrañada y le dice:
GABY: Estás muy rara. A ti lo que te conviene es salir.
PAOLA: Si tal vez esta noche lo haga –dice pensando en la discoteca en la que conoció a Leandro.
GABY: pues dime... yo voy contigo...
PAOLA: No, no te va a gustar... no es un sitio de los que te puedan gustar a ti.
GABY: tú estás enamorada...
PAOLA: ¿como crees?
Paola no puede creer que eso le haya pasado tan rápido:
PAOLA: pero si apenas lo conozco...
Gaby se ríe:
GABY: ¡te pille¡¡ ¿quien es? ¿donde vive? ¿cómo besa?
Paola sonríe:
PAOLA: No te lo vas a creer... también se llama Leandro...
En plan de broma, Gaby dice:
GABY: espero que no sea el mío – aunque le pregunta no puede imaginar que se pueda dar esa casualidad.
PAOLA: No claro que no... Eso te lo aseguro yo... Esos dos Leandros no tienen nada que ver...
GABY: bueno pues a ver si tu me presentas a tu Leandro y yo al mío.
PAOLA: No, Gaby. Ya sabes que no me gustan los chicos riquillos... son todos tan tontos y superficiales...
GABY: Mi Leandro era muy tierno...
PAOLA: pero no como el que yo conocí... Tiene una mirada tan pura, tan cristalina... se ve de verdad. Es el hombre que haría feliz a cualquier mujer...
Paola siente deseos de gritar de alegria.
PAOLA: todo esto es tan raro... nunca me había pasado...
Gaby se alegra por su felicidad:
GABY: estás enamorada...
PAOLA: No puede ser... solo lo vi una vez...
Gaby suspira y dice:
GABY: así es el amor... Yo me enamoré de mi Leandro el primer día... y dime... ¿como besa? Seguro que no besa como mi Leandro... extraño tantos sus besos...
PAOLA: no seas loca... ¿como lo iba a besar sin conocerlo? Aunque me quedé con las ganas –le confiesa.
Las dos ríen divertidas y siguen con sus confidencias. Al rato Paola llama a Silvia para que les traiga unos refrescos. LA mucama entra con cierto miedo molesta por la aptitud que ha tenido Gaby con ella. Paola defiende a su amiga.
PAOLA: no te dejes llevar por la primera impresión. Está un poco loca pero Gaby es muy buena chica...
Apenada por su llegada a la casa, Gaby le dice:
GABY: discúlpame... es que aún estoy desfasada por todo eso del cambio horario... te juro que no siempre soy así.... te pido perdón por haberte tratado mal...
SILVIA: no se preocupe que no tiene porque darme explicaciones –Silvia.
GABY: claro que tengo... me porté muy grosera –Gaby.
Silvia les sirve las bebidas y el asunto queda olvidado.

A la hora de la cena, en su habitación Leandro se pone unos jeans. Se mira al espejo pensando en Paola:
LEANDRO: espero que parezca un muchacho pobre... No quiero que Paola sepa la verdad...
De repente piensa en Cristal embarazada.
LEANDRO: No puedo hacer eso... no puedo... No las puedo engañar a las dos... 
Por una lado quiere volver a esa discoteca pero por otro lado se da cuenta que no está bien. Trata de justificarse:
LEANDRO: bueno... sólo la quiere conocer... todas las chicas que he conocido son tan superficiales... ella se ve tan de verdad... quiero conocerla... pero como amigo... No hay nada más...
Aunque no se lo cree ni él. Leandro se quiere convencer que no tiene segundas intenciones.
LEANDRO: además seguro que no irá esta noche... no tiene porque volver... seguro que no viene... No pasa nada porque me quiera divertir con gente de verdad, lejos de las superficiales de mis amigos...
Su mucama entra y le dice que Cristal lo está llamando.
LEANDRO: dile que salí, que fui a cenar con unos amigos...
URSULA: pero se va a enojar conmigo –mucama.
Leandro la mira serio:
LEANDRO: ¡y si no haces lo que digo me voy a enojar yo¡
Cuando se va la mucama la dureza desaparece de su mirada. Se mira al espejo. En su mirada se reflejan los ojos de Paola y suspira.
LEANDRO: ¿que es lo que me está pasando?¿que?
Piensa en Paola. Los latidos de su corazón son demasiado fuertes. No puede ir en contra de su alma. Tiene demasiadas ganas de volver a verla.
LEANDRO: no es nada malo... solo la quiero como amiga... charlar –se dice sofocado sin mucha convinción.
Sale de su casa nervioso, con la mirada escendida por el deseo. El deseo de volver a ver a Paola.

Paola y Silvia están en “la farra de Lorenzo”...
SILVIA: no sé porque me he dejado convencer... yo mañana tengo que madrugar... este no es un lugar para usted señorita...
Paola va buscando entre la gente. Le dice a la mucama:
PAOLA: si quieres mañana empiezas más tarde... ahora dejame sola... si en un rato no me ves con alguien pues vienes...
SILVIA: ¿Pero a quien espera? Esto es una locura... vamonos señorita...
PAOLA: Paola... aquí soy Paola.,.. no se te ocurra llamarme de otra manera...
Aunque nada convencida, Silvia la acaba dejando sola. Paola va buscando entre la gente. Su ansiedad y desesperación aumenta al ver que no lo encuentra. Se recrimina su actitud:
PAOLA: ¡¡seguro que no viene...eres una tonta Paola... ¿a que juegas?¡¡
Una dulce voz que le penetra el alma le dice:
LEANDRO: Me buscabas...?
Ella se gira y lo tiene frente a frente muy sonriente. Se miran y se estremecen. Los dos sienten deseo de besarse.
LEANDRO: Bailamos? –pregunta él muy dulce.
Ella no dice nada contesta que sí con la cabeza. Está fascinada. Bailan muy juntos y sin tocarse. Están hechizados el uno por el otro.
LEANDRO: Es tan maravillosa... tan diferente a todas las demás... Es hermosa, pero se ve de una belleza natural –piensa él.
PAOLA: Es tan especial... nunca conocí a nadie igual... Además que es guapo pero se nota que no es un cabeza hueca como todos los chicos que conocí...
Bailan durante horas, no dicen nada pero no dejan de mirarse. Silvia se acerca. Le dice a Paola que ya es hora de irse.
LEANDRO: ya te llevo yo a tu casa... 
Paola está tan feliz que no piensa en nada y dice que sí a pesar de las protestar de Silvia. Leandro y Paola solos de nuevo se van a la barra a tomar una copa. No saben que decirse, no se atreven a tocarse. El uno está seguro que el otro es lo que siempre anduvo buscando y teme que sea un sueño del que vayan a despertar. 
PAOLA: Ya me tengo que ir –le dice ella al rato sin dejar de mirarlo.
LEANDRO: No te vayas todavía... la noche es hermosa... tan hermosa como tú... Vamos a dar una vuelta?
Ella hace que si con la cabeza. Salen juntos con las mejillas enrojecidas y con la mirada tímida. Parece como si se conocieran de siempre. Ella está totalmente seducida por la mirada, la dulzura de él. Leandro no puede controlar sus sentimientos. Con una ternura que Paola nunca conoció y que le penetra el alma dice:
LEANDRO: ?No te ha pasado que siempre te sentiste perdido, buscando algo y sin saber qué y que de repente te encuentras que has encontrado ese algo que siempre has esperado, que estás en el lugar y con la persona indicada...?
Aunque le da un poco miedo que ella se asuste por su sinceridad, Leandro no se ha podido quedar callado.
PAOLA: Si, me pasó cuando te conocí.
Él se deja llevar por un impulso y la besa pero sólo roza sus labios ya que ella se retira. Y no porque no quiera eso beso sino porque le gusta demasiado ese chico y se siente mal por estar engañándolo. Él la mira triste seguro que la molestó:
LEANDRO: Perdón, yo no te quería ofender... te juro que no soy siempre así pero es que...
Ella le pone los dedos en los labios, gesto que enternece a él, y llena de dulzura le dice:
PAOLA: No es eso... es que no está bien... No te conozco... y tú no sabes nada de mi.
Algo desilusionado por el rechazo de ella dice:
LEANDRO: Claro supongo que soy demasiado poco para ti. Supongo que eres de esas chicas que buscan un riquillo. Yo no soy lo que tu esperabas... no soy un buen partido.
PAOLA: si supieras –susurra ella, sonriendo.
Leandro está muy ilusionado pero no le quiere decir la verdad, piensa que si ella lo rechaza por creerlo pobre es mejor así y que no la volverá a ver. Paola le acaricia la mano y él tiembla de deseo.
PAOLA: Te equivocas... eres el mejor partido para una mujer... No te conozco pero estoy segura de eso... Me lo dicen tus ojos (él sonríe emocionado). Yo siempre he buscado un chico como tu... no me gustan los riquillos, son tan tontos y superficiales...
LEANDRO: No todos –dice él divertido.
PAOLA: Todos, que se creen que todo el dinero lo compra...
LEANDRO: ¿Conoces a muchos riquillos?
Nerviosa Paola dice:
PAOLA: No, pero sé que son así.
LEANDRO: Tienes razón. En realidad si todos son así... Yo siempre soñé con encontrar una mujer humilde y trabajadora como tú pero llena de sueños y con mucho que ofrecer...
Los dos se sonríen y es que por un momento se han olvidado de todo y se han creído su propia mentira.
PAOLA: Nunca me había sentido así... tan feliz... Yo... Leandro yo...
Él le acaricia la barbilla con ternura y le susurra:
LEANDRO: No hables... no hables...
Le da un tierno beso con cierta timidez, y esta vez ella no lo rechaza. El uno ha reconocido en el otro a su alma gemela.
CONTINUARA...

No hay comentarios.: